Así funcionan los protocolos para vuelos internacionales y nacionales en Guayaquil

2181

Protocolo para Vuelos Internacionales

  • El pasajero que ingresa a Guayaquil debe traer su examen PCR Negativo.
  • Si no tiene la prueba PCR, deberá cumplir su aislamiento en un Hotel costeado por el pasajero; y si no cuenta con Hotel, deberá ser trasladado al centro de convenciones, para cumplir su aislamiento obligatorio de 14 días.
  • Si son grupos vulnerables cumplirán el aislamiento en su domicilio.

Protocolo para Vuelos Nacionales  

  • Deberá tener una prueba cuantitativa o prueba PCR negativa, con 72 horas de antelación  para poder abordar
  • Si el IGM sale positivo tendrá que realizarse una PCR para confirmación 

“Es un servicio, dispuesto por la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, totalmente gratuito. Los pasajeros tienen servicios para su higiene personal, cama, alimentación y sanitización del lugar.  También cuenta con un médico, una enfermera y un auxiliar, por cualquier necesidad en temas de salud”, señaló el Director de Salud, Carlos Salvador, quien acudió hasta el Centro de Convenciones donde actualmente permanecen alojados 12 pasajeros, para cumplir con el aislamiento obligatorio. 


Los pasajeros llegaron a Guayaquil, en vuelos originarios de  América del Norte y Sudamérica y al no contar con presupuesto para realizar el aislamiento obligatorio en un Hotel, se les facilitó el Centro de Convenciones para su permanencia y vigilancia médica.

Rosa Quito llegó en un vuelo desde Chicago, Estados Unidos, y comentó que tuvo que extender su estadía en el país del norte debido a la pandemia, lo que también hizo extender su capital y llegar con el dinero justo a Guayaquil. Al arribar al Aeropuerto José Joaquín de Olmedo, le dijeron que tenía que cumplir el aislamiento obligatorio preventivo en un hotel, pero no tenía dinero para costearse 14 días de estadía, por lo que el albergue temporal en el Centro de Convenciones le facilitó cumplir con esta disposición ante la pandemia. Ella está consciente del beneficio que conlleva esta medida, porque no quisiera contagiar a sus seres queridos y preferible, como lo dice con sus palabras, “es guardarse por un tiempo y estar segura al abrazar a los suyos”.

Eva Quito es otra usuaria que llegó de un vuelo procedente de Miami. Vive en Cuenca, y aunque tiene el mismo apellido que su compañera de aislamiento, comenta que no son familia. Está a la espera de los resultados de la prueba PCR, para confirmar si tiene o no COVID-19 y poder salir a su ciudad a reunirse con los suyos. “Me han atendido bien, tengo alimentación y cuidados, aunque la prueba PCR tuve que pagarla,  porque el Ministerio de Salud  no me la facilitó.  Lo bueno es que una vez que sepa el resultado, podré regresar, después de tanto tiempo, con mi familia”, explicó Eva.

Cabe recordar que, como resolución del COE Nacional, todo pasajero que llegue del exterior deberá, a más de presentar su prueba PCR negativa, cumplir con aislamiento obligatorio durante 14 días.