Alcaldesa insistió en que se deje un porcentaje de camas UCI para los pacientes guayaquileños 

2135

“¿Qué es lo que está pasando? Para que quede clara la información: el Ministerio de Salud ha convertido a los hospitales de Guayaquil, de la red de salud, esto es Ministerio e IESS, en hospitales nacionales. La mayoría de las camas de UCI en la ciudad de Guayaquil están ocupadas por personas que vienen de la Sierra, Costa y Oriente, con lo cual quedan pocas camas disponibles para las personas de Guayaquil y esto es preocupante”, advirtió Viteri. 

Agregó que Guayaquil seguirá siendo solidaria y continuará acogiendo a personas que vienen de otras provincias, a las que el Municipio también envía médicos, medicinas e insumos. 

“Lo que yo he exigido al Ministerio de Salud es que en vista que lo han convertido en hospital nacional y la mayor cantidad de personas que ocupan las camas UCI vienen de afuera, deje un porcentaje para los guayaquileños, porque aquí siguen habiendo ataques cardíacos, accidentes, personas con COVID, que necesitan ser intubadas y deberían dejar libres algunas camas para ellos”, explicó la Alcaldesa. 

La Alcaldesa precisó las cifras municipales: “Solo en el mes de julio hemos atendido a 349.160 personas, de las cuales, el nivel de contagio es 13 personas por cada 10 mil ciudadanos atendidos ¿Qué tenemos del Ministerio de Salud?, hasta el momento, nada, no sabemos si están haciendo pruebas, tenemos algo verbal que nos dijeron ayer. No sabemos dónde están los pacientes, de dónde son; todos esos datos son fundamentales”. 

La primera autoridad del cantón confirmó las nuevas disposiciones que dio ayer en el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Cantonal: 

– En Guayaquil no se van a abrir las clases presenciales en escuelas, colegios, universidades ni tecnológicos, al menos este año lectivo, porque la epidemia no está controlada a nivel mundial, no solamente nacional. 

– En cuanto a la prohibición de hacer fiestas en Guayaquil, anunció: “la ordenanza que estamos haciendo hoy (martes), para ser aprobada esta semana, prohíbe las fiestas en las casas.

“Porque cuando tú dices que vayan 25 personas a una fiesta no terminan siendo 25, hay 30, 40, 50, 60, 100 y más personas. Nadie guarda distanciamiento, no hay mascarillas. Eso es lo que hemos visto en todo lo que hemos clausurado, sancionado e impedido en la ciudad. Aquí no debe haber relajamiento, seguimos en pandemia, todos estamos sosteniendo una pared, por eso el nivel está controlado, pero si alguien afloja, la pared se nos viene abajo”, indicó la Alcaldesa. 

Agregó que los alcaldes de Samborondón, Daule y Durán aprobarán esta misma ordenanza que prohíbe las fiestas en las casas y quienes las hagan serán sancionados con un salario básico. “Tenemos que ser más estrictos, aquí no nos podemos relajar”, finalizó Viteri.