La vacuna Sinovac COVID-19 de China es menos efectiva de lo que se pensaba inicialmente

285

Los ensayos en etapa tardía en Brasil muestran que la vacuna china COVID-19 Sinovac tiene una efectividad del 50,38%, casi 30 puntos porcentuales por debajo de los resultados iniciales publicados la semana pasada.

El Instituto Butantan, el instituto de investigación con sede en São Paulo responsable de desarrollar la vacuna y realizar ensayos en el país, anunció la semana pasada que la vacuna tenía una eficacia general del 78%, al tiempo que ofrece una protección total contra los casos graves. Los nuevos ensayos, en los que participaron 12.508 voluntarios, han demostrado que Sinovac sigue siendo 100% eficaz para bloquear casos graves.

“Esta es una vacuna eficiente”, dijo el investigador jefe del Instituto Butantan, Ricardo Palacios, durante una conferencia de prensa el martes. “Tenemos una vacuna que es capaz de controlar la pandemia a través de este efecto esperado, que es la disminución de la intensidad de la enfermedad”.

Los resultados llegan en un momento en el que el gobierno del presidente Jair Bolsonaro ha sido criticado por el retraso en el despliegue de la vacuna. Los países vecinos, como Chile con la vacuna Pfizer-BioNTech y Argentina con el ruso Sputnik V, iniciaron sus campañas de vacunación hace semanas, mientras que Brasil aún no cuenta con un plan de inmunización concreto una semana después de que el país superó las 200.000 muertes por COVID-19.

La semana pasada, el gobierno de Bolsonaro cerró un trato exclusivo con el Instituto Butantan para que se distribuyan 100 millones de dosis para fines de 2021. Sin embargo, la vacuna aún necesita la aprobación de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (ANVISA).

El Instituto Butantan ha incluido los nuevos resultados en su solicitud de aprobación de emergencia, presentada inicialmente el viernes. ANVISA requiere una tasa efectiva del 50% para las vacunas, el mismo porcentaje recomendado por la Organización Mundial de la Salud.