Muere una italiana de 96 años y deja 25 millones de euros a la beneficencia

960

La exprofesora italiana Marisa Cavanna dejó a su muerte 25 millones de euros de herencia a distintas organizaciones y entidades caritativas, entre las que figuran dos de los principales hospitales de la Génova (norte), informaron hoy medios locales.

La historia de Cavanna, que había dedicado su vida a enseñar literatura, ha sorprendido a sus convecinos, que la recuerdan como «una señora reservada, el arquetipo genovés», según la cadena genovesa Telenord, que ha dado a conocer la noticia.

Según indicaron al medio allegados de la fallecida, quienes la conocieron, recuerdan su discreción y reticencia a aparecer en actos de caridad. «Era de hacer y no de decir», mencionaron a Telenord.

«Saludaba siempre, estaba agradecida con sus médicos, dejó escrito su obituario, en el que recordó su larga lista de alumnos, motivo de alegría de toda una vida», añadieron.

Cavanna, que falleció el pasado 9 de diciembre, «había llegado muy lúcida» a sus últimos días y dejó todo lo sucesivo a su muerte perfectamente organizado, según el diario genovés, que revela el testamento hecho público hoy.

La anciana había previsto que 16 organizaciones recibieran la suma total de 25 millones de euros directamente de su patrimonio, del que se desconoce origen, aunque se cree que proviene de su familia.

Del total, 5 millones de euros se destinarán al hospital Galliera, junto con los beneficios de la venta de un edificio en el que vivía la propia profesora, que se estima que podría valer tres millones más.

Otros cinco millones se destinarán al hospital pedriático Gaslini, también en Génova, así como cinco millones más a la Asociación Italiana para la Investigación del Cáncer.

Cavanna destinó asimismo una gran suma de dinero a organizaciones como Amnistía Internacional, Save the Children, a las Hermanitas de los Pobres y a las Misioneras de la obra de Santa Teresa de Calcuta, entre otras, siempre según Telenord. EFE