Nueva York rendirá honor a los trabajadores esenciales con un «gran desfile»

224

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció este lunes la celebración de un «gran desfile» presencial, el próximo 7 de julio, dedicado a los trabajadores esenciales que han estado y están en primera línea de la lucha contra la covid-19.

«El primer desfile del regreso, el primer gran desfile verdadero en la ciudad de Nueva York, será uno para celebrar a los héroes de la lucha contra la covid-19, nuestros héroes del sector sanitario que fueron extraordinarios y necesitan ser recordados», dijo el alcalde en su rueda de prensa diaria.

Nueva York suspendió la primavera del año pasado sus tradicionales desfiles por las calles de la ciudad, como el de San Patricio, el del Orgullo o el de la Herencia Puertorriqueña, que tuvo lugar este fin de semana.

Según De Blasio, participarán en la marcha trabajadores de la salud, de primera línea, profesores, funcionarios, trabajadores del sistema de transporte, empleados de supermercados y de verdulerías y repartidores a domicilio, entre otros.

«Es un día para celebrar y apreciar a los héroes que a menudo pasan desapercibidos», dijo el regidor de la Gran Manzana.

Según datos oficiales, el 69,9 % de los neoyorquinos han recibido al menos una dosis de la vacuna contra la covid-19 y el índice medio de positividad de los últimos siete días en el estado es del 0,41 %.

«Estamos avanzando hacia nuestro futuro reinventado, posterior a la covid-19, a un ritmo increíble. Hace un año, era imposible pensar que hoy estaríamos en este punto», dijo, por su parte, el gobernador del estado, Andrew Cuomo, que insistió en que Nueva York se acerca a su objetivo de vacunar al 70 % de la población cuanto antes.

Según los datos ofrecidos por Cuomo, el 60,2 % de los residentes adultos del estado están vacunados, un porcentaje que se reduce al 49,2 % si se toman en cuenta a todos los neoyorquinos.

Paralelamente al avance de la campaña de vacunación, Nueva York ha ido retirando las restricciones impuestas el año pasado para evitar la propagación.

De Blasio ya avanzó el pasado abril que la ciudad reabriría completamente el 1 de julio y que se eliminarían casi todas las restricciones en vigor para esa fecha.