Exabogado de Maradona critica a hijas del astro tras ser apartado de la causa

396

 Matías Morla, exabogado y amigo de Diego Maradona, dijo que Dalma y Gianinna Maradona, hijas del astro del fútbol, iniciaron una «campaña de desprestigio» contra él y que la decisión que tomó la Justicia argentina de apartarlo como abogado de las hermanas del campeón del mundo en la causa que investiga su muerte fue «polémica».

Morla era querellante en la causa que investigaba la muerte de Maradona, ocurrida el pasado 25 de noviembre, en representación de las hermanas de ‘Pelusa’.

«Es algo más hollywoodense para la prensa: ‘Apartaron a Morla, lo van a investigar’. Están hablando de investigarme a mí por el homicidio, pero ya va a pasar un año y no pisé el juzgado», dijo Morla en una entrevista publicada este jueves por el diario ‘Clarín’.

«Es una campaña de desprestigio. Todo tiende a la plata. ¿Saben algo? El cariño de Dalma y Gianinna Maradona no termina con el padre muerto: sacaron 100.000 dólares de una financiera. Lo que están haciendo acá es prohibirle a las hermanas de Maradona que yo sea su abogado. Es más contra ellas que contra mí. Es una decisión polémica que se tomó entre sombras y medianoches. El juez asumió un viernes y resolvió un lunes», añadió.

Dalma y Gianinna Maradona señalan a Morla como responsable de la muerte de su padre al, entre otras cosas, acusarlo de armar el equipo médico que lo cuidó en sus últimos días.

«Cuando me quieran citar para dar explicaciones, acá estoy. Nunca me llamaron por la muerte ni de ningún juzgado. A mí me investigaron hasta cuánta sangre tengo en el cuerpo, sin embargo estoy sentado acá y no fui a ningún juzgado», indicó Morla.

«Ahora festejan como un gol de Argentina en el minuto 90 el tema del patrocinio letrado que no ejerzo con las hermanas de Diego. La condena social la tienen ellas porque abandonaron al padre, no la tengo yo», arremetió.

Para Morla, Diego falleció porque «su corazón estaba mal».

«Diego se hubiera muerto igual en cualquier lado. Es un tema que va a terminar en un juicio oral con muchos médicos declarando. Son cuestiones estrictamente vinculadas a la salud», sostuvo.

El abogado contó que vio al campeón del mundo una semana antes de que falleciera y que lo encontró con la voz «rara» y muy ronca.

«En un momento entendí que Diego necesitaba un médico, no un abogado. Entonces dije: ‘Me corro y, cuando se recupere, estoy con él’. Participaba escuetamente. Dejé el espacio para las hijas, dejé el espacio para los médicos y ahí a Diego lo abandonaron, le faltaron el respeto, se robaron cosas», afirmó.

Morla dijo que es tarea de la Justicia decidir si el equipo médico tuvo un accionar negligente pero consideró que el neurocirujano Leopoldo Luque, señalado por la familia como el médico de cabecera, tenía «un cariño muy profundo» por Maradona.

«Cuando Diego estaba mal a las tres de la mañana, al que llamábamos e iba corriendo era Luque, no puedo olvidarme de eso. No puedo ahora condenar a Luque para que vayan a la casa y le peguen un piedrazo por la calle, porque ese movimiento de escrache nazi que hacen Dalma y Gianinna en contra mía yo no lo hago», dijo.

La Justicia investiga por presunto «homicidio simple con dolo eventual», un delito que prevé una pena de entre 8 y 25 años de cárcel, a siete personas vinculadas al equipo médico de Maradona.

Ellos son el neurocirujano Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Díaz, la médica que coordinaba los cuidados domiciliarios Nancy Forlini, el coordinador de los enfermeros Mariano Perroni, y los enfermeros Ricardo Omar Almirón y Dahiana Gisela Madrid. EFE