COE Nacional acoge pedido de Guayaquil sobre reglamento para que las empresas acepten certificados de salud privados

144

La alcaldesa Cynthia Viteri participó en una reunión conjunta de los comités de operaciones de emergencia (COE) Nacional y Cantonal de Guayaquil. Por el lado del gobierno estuvo el director del ECU 911, Juan Zapata y las ministras de Salud, Ximena Garzón y de Educación María Brown. Mientras que por el Cabildo asistieron el director de Salud, Carlos Salvador; el epidemiólogo municipal, Carlos Farhat; el presidente de la Corporación para la Serguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG), Gustavo Zúñiga y el director de Gestión de Riesgos, Allan Hacay.

Durante su intervención, la alcaldesa informó sobre la situación epidemiológica de la ciudad. Las muertes diarias aumentaron a 10,7, hay 255 pacientes hospitalizados y otros 151 en las unidades de cuidados intensivos (UCI). Además, el Hospital Bicentenario atiende 1.200 personas cada día. “Hay una razón de 900 contagios por día”, indicó la burgomaestre.

Nueva área en Hospital Bicentenario

Ante esta situación la alcaldesa anunció que el Hospital Bicentenario volverá a abrir su área de hospitalización para pacientes leves y moderados. Esta casa de salud estaba funcionando como hospital del día. También mencionó la entrega de 350.000 kits de alimentos, la apertura de un nuevo centro de vacunación en la terminal 25 de Julio de la Metrovía, controles aleatorios del carné de vacunación en este sistema de transporte y la rebaja del 5% en los impuestos prediales para todos aquellos que se inyecten la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19.

Para no afectar la actividad económica, Viteri reiteró que “los centros comerciales y restaurantes que tomen más medidas de bioseguridad podrán elevar el aforo que actualmente es del 50%, con lo cual podrán tener más ventas”.

Viteri destacó que el COE Nacional acogió el pedido de Guayaquil para que todos los viajeros que llegan a la ciudad por el aeropuerto José Joaquín de Olmedo presenten una prueba PCR con resultado negativo. “Juan Zapata tomó la decisión de que los pasajeros tienen que venir con prueba PCR negativa, sin distinción de dónde vengan o si son habitantes de Ecuador o no”, señaló.

Homologación de medidas en cantones vecinos

Otra solicitud que hizo Guayaquil fue que se homologuen las medidas en los cantones vecinos donde están abiertos discotecas, bares y centros de tolerancia, ni se adoptan restricciones en los restaurantes. “He pedido que se tomen medidas nacionales, no se trata de perder o ganar votos, sino de salvar vidas, y si esas medidas son impopulares deben tomarlas también los cantones aledaños”, expresó Viteri. “Allá se divierten, pero Guayaquil tiene que asumir la ola de contagiados con lo que eso cuesta a la ciudad con recursos, medicinas, pruebas, hospitales, comida, visitar las casas, fumigación. Todos nos tenemos que alinear para poder pasar esta ola que es grave”, señaló.

Al respecto Zapata coincidió sobre la necesidad de medidas únicas, sin embargo dijo que al no regir un estado de excepción solo se pueden realizar exhortos para no interferir en las competencias exclusivas de los gobiernos locales. Pero dijo que la ley que tramita la Asamblea sobre el manejo de la pandemia debe incluir este aspecto que causa problemas a las ciudades grandes y que se repetirá en los próximos feriados.

Certificados en el IESS

Otro punto que se abordó fue el pedido de Guayaquil para que las empresas acepten certificados de salud privados, sin necesidad de que sean homologados ante el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), lo que ha generado aglomeraciones en las oficinas de esta entidad, incluso de personas contagiadas.

“Por resolución del COE Nacional hemos establecido que el Ministerio de Trabajo y el IESS generen todo lo que en norma se puede hacer y se solucione ese inconveniente, y evitemos los conflictos que hemos podido notar, hemos acogido aquello”, señaló Zapata.

Una vez que esté listo este documento, en las próximas horas, será puesto a consideración del COE Nacional para su aprobación.

Viteri, al igual que Zapata y la ministra Garzón, insistieron en la necesidad de que toda la población se vacune y se dejen de lado mitos. Una persona inmunizada tiene menos probabilidad en sufrir un COVID-19 grave.