Mujeres en la Construcción tiene 100 beneficiadas

60

Antes, su vida era ser ama de casa a tiempo completo, pero ahora su vida cambio desde que conforma el equipo de trabajadores que ejecuta el movimiento de tierras en el proyecto habitacional municipal Valle Esperanza.

Mercy Ronquillo es una de las 100 mujeres que han sido capacitadas en el programa Mujeres en la construcción y que han logrado encontrar un espacio laboral.

“Me siento una mujer empoderada, aquí la mayoría son hombres, me dijeron que había sido seleccionada para este trabajo y ver si me acoplaba con los ingenieros. Estoy feliz y agradecida con la alcaldesa porque nos está integrando en este mundo laboral, es duro, pero podemos”, asegura.

Para Ronquillo esta es una oportunidad laboral que le permita avanzar además de tener un ingreso económico para su familia, “mis hijas están contentas, me dicen mamá tu eres una ingeniera”.

Durante el programa Mujeres en la construcción las becarias tienen la oportunidad de desarrollar sus habilidades con capacitaciones que imparten diferentes aliados estratégicos mediante el convenio suscrito entre la Empresa Pública Municipal de Vivienda, Dirección de la Mujer y la Cámara de Comercio de Construcción.